Maneja con seguridad bajo la lluvia

Si al ir manejando de pronto te encuentras envuelto por una gran tormenta que te impide ver el camino con facilidad, lo más importante es mantener la calma en todo momento,  y tratar de seguir estos consejos que puedes llevar a cabo para mantenerte a salvo junto con tu automóvil.

1. Mantén la velocidad:  Aunque tu primera reacción sea tratar de bajar la velocidad, no lo hagas, ya que esto representa un peligro para ti y para los demás autos que podrían chocar contigo. La poca visibilidad que estás teniendo, también la están teniendo los otros conductores, por lo que debes disminuir tu velocidad lentamente hasta lograr una velocidad constante con la que sientas seguridad al manejar, y este en concordancia con los demás automovilistas.

2. Enciende tus luces: En este caso es más conveniente utilizar las luces intermitentes para que los demás te puedan ver con facilidad, sin que deslumbres a los otros conductores con tus luces, las intermitentes servirán de guía para que todos puedan continuar manejando en medio de la lluvia.

3. Cuida el agarre de tus llantas: Una de las cosas que debes siempre hacer, es tener tu automóvil listo y revisado, y en época de lluvias es primordial poner mayor énfasis en la buena condición de tus llantas, recuerda que el dibujo de las mismas es lo que determina su capacidad de evacuación del agua, por lo que si tienen un dibujo muy gastado, combinado con una fuerte lluvia seguramente se sobrepasará su capacidad y no tendrás un buen control de tu automóvil.

4. Cuida tu distancia de los demás automóviles: El agua afecta el desempeño de los frenos, por lo que es recomendable tomar una mayor distancia de los demás automóviles y evitar hacer movimientos bruscos como frenar, girar demasiado o acelerar de golpe.

5. Al salir de un charco: Si experimentas “aquaplaning”, no hagas movimientos bruscos o rápidos, suelta suavemente el acelerador y con el volante corrige lentamente tu trayectoria, así tu automóvil no derrapará, después de salir del charco calienta o seca tus frenos pisando el pedal con suavidad y en repetidas ocasiones, hasta que sientas que tienen un buen agarre.

6. Si es de noche: Pon atención al alumbrado, mantente atento a los peatones y a los ciclistas que también pudieran ir por el camino. Obedece las señales de tránsito y nunca rebases el límite de velocidad.

Recuerda que es primordial que tu automóvil este siempre en buenas condiciones mecánicas, especialmente en la temporada de lluvias, revisa a detalle cada punto de seguridad para prevenir accidentes, y mantén la calma para que puedas estar a salvo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s