¿Por qué se lanzan cuentas durante Mardi Gras?

Las tradiciones y rituales pueden ser difíciles de precisar, pero los historiadores del Mardi Gras creen que la idea de regalar cuentas de colores comenzó en la década de 1870 o 1880, varios cientos de años después de que los colonos franceses introdujeran la celebración en Louisiana en el siglo XVII.

Los organizadores de esta fiesta, conocidos localmente como “krewes”, regalan cuentas y otros objetos brillantes a los asistentes para ayudar a conmemorar la ocasión; algunos arrojan almendras cubiertas de chocolate, también se unen asistentes más traviesos, que arrojan tierra o harina sobre la gente en un esfuerzo por provocar un poco de problemas.

¿Por qué cuentas?, son pequeños objetos que representan riqueza, salud y otra prosperidad y que han sido parte de la historia humana durante siglos; en Egipto, se entregaban tokens con la esperanza de que garantizaran una vida futura feliz; el ábaco, o sistema de contabilidad basado en cuentas, las utiliza para realizar cálculos; los rituales pre-invernales paganos tenían personas arrojando granos en los campos con la esperanza de apaciguar a los dioses que alimentarían sus cultivos.

Según la arqueóloga Laurie Wilkie, los humanos muestran un “deseo por las perlas” o una inclinación por los objetos brillantes, y es una de las posibles razones por las que Mardi Gras atrae a tantas personas con los brazos en el aire, eufóricos por recibir un regalo de plástico barato hecho a mano.

En cada celebración, más de un millón de personas llegan a Nueva Orleans para participar en el Mardi Gras, un desfile organizado de libertinaje y letargo inducido por el alcohol, que puede ser lo más parecido en la civilización moderna a los excesos de la antigua Roma; hay quienes incluso se desnudan los pechos u ofrecen alcohol a cambio de los collares de cuentas.

Las primeras cuentas fueron hechas de vidrio antes de que los métodos de producción más eficientes en el extranjero condujeran a una afluencia de cuentas de plástico en la década de 1960; a diferencia de algunos de los predecesores más orgánicos, estos granos han sido criticados por ser una fuente de problemas de salud y contaminación.

Hechas de petróleo, a menudo contienen plomo que se filtra en el suelo y en las manos; en 2017 Nueva Orleans gasto US$ 7 millones en costos de limpieza para eliminar las cuentas dejadas en las cuencas del drenaje; este año instalarán protectores de canalones para evitar que los collares entren a dicho sistema.

Dejando a un lado los peligros ambientales, las cuentas de Mardi Gras se han convertido en un elemento básico de las vacaciones como las medias de temporada o los pavos de Acción de Gracias, pero la pasión y la necesidad desesperada de ellos es solo temporal; el año pasado, 46 ​​toneladas de cuentas fueron dejadas en los árboles, canaletas y desagües.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s